“Nos alienta que el presidente Alberto Fernández haya manifestado que la economía social es parte de su programa de gobierno”, expresó Mario Cafiero

«Nos alienta que Alberto Fernández haya dicho que la economía social es parte de su programa de gobierno», expresó el ingeniero Mario Cafiero, flamante presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), al hacer uso de la palabra en la ceremonia donde asumió oficialmente sus funciones, donde estuvo presente el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y numerosos dirigentes de cooperativas y mutuales.

El acto tuvo lugar en la sede central del organismo, donde Cafiero asumió su cargo en el salón auditorio, que estuvo totalmente colmado de público. En el acto de asunción estuvo presente el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el presidente de la Alianza Cooperativa Internacional, Ariel Guarco;  el titular de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), licenciado Alejandro Russo; el vicepresidente de Cooperar, Edgardo Form; Luis Castillo (Conaice), Ramiro Martínez (Conarcoop), Daniel Kindebaluc (Coninagro) y Rosa Rodríguez (Conam).

Tras la entonación del Himno Nacional, hizo uso de la palabra para señalar que “el discurso de Alberto Fernández nos llena de esperanza y compromiso, la situación es difícil porque está en riesgo la vida de los argentinos, hay que reparar y reconstruir la casa”.

Cafiero puntualizó que “en el Ministerio de Desarrollo Social se juega la principal batalla para que los argentinos salgan de la exclusión y pobreza en la cual están, y para mí es un honor compartir esta batalla. Tenemos confianza en la economía social y es el camino a construir día a día, y no tenemos nada dogmático para decir. Hay que ir barrio por barrio y sacar al INAES a la calle, codo a codo con los necesitados”.

Cabe destacar, que junto a Cafiero estuvo el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez; el secretario general del sindicato de los Canillitas, Omar Plaini, y numerosos directivos de cooperativas y mutuales, que se comprometieron a brindar todo su apoyo a la nueva conducción del INAES.

Al hacer uso de la palabra, el ministro Arroyo sostuvo que “estamos parados con un 60 por ciento de niños pobres, 40 por ciento de la población general pobre, un millón y medio de jóvenes que no tiene trabajo, una gran cantidad de chicos que se quedaron fuera de la escuela secundaria, un país que baja el consumo de leche mes a mes, un país que está teniendo una generación de chicos petisos y obesos, cuando se mide en los barrios el talle y peso aparece esto, un país donde creemos que en los últimos 60 días hay un 20 por ciento más de gente en los comedores, el costo de los alimentos cada vez más alto y las familias deben caer en créditos al 200 por ciento de interés anual”.

En otro pasaje de su alocución, añadió: “En este país desde dónde nos agarramos para reconstruir, veo que la economía social y el desarrollo local son los lugares para lograrlo, a través de las cooperativas, de las mutuales, de los que trabajan y ponen en el cuerpo, y los que están comprometidos con cada lugar, con cada municipio y con los barrios. Argentina se reconstruye desde abajo hacia arriba, y no como el otro gobierno que creía que era desde arriba hacia abajo”.

Puso luego especial énfasis al señalar que “hay que trabajar con los que están trabajando que son las cooperativas, las mutuales, las entidades de la economía social, que están  produciendo, comercializando, encarando actividades, llevando mucho lo que hay que hacer. Mi tarea en el ministerio es vincular derechos y trabajo. Para mi, el Plan Argentina Contra el Hambre es un derecho de alimentación, por eso hay mucha gente trabajando y
produciendo alimentos, construir 3 millones de viviendas es el derecho a la vivienda, pero es un montón de gente trabajando, es derecho y trabajo, son ambas cosas a la vez, y eso se hace a través de la economía social”, detalló.

“Lo que planteó el presidente de la Nación es un eje central entre la Economía Social y la economía popular, a través de las cooperativas, las mutuales, y la solidaridad… Tenemos muy poco tiempo para reconstruir la Argentina porque esta mal de verdad. Lo único que crece en Argentina son los comedores y los prestamistas, tenemos que reconstruir y tenemos que hacerlo de otra manera, armar un gran sistema de créditos a tasas bajas, un gran sistema para máquinas y herramientas, fortalecer y articular. Hay que hacer todo rápido porque Argentina necesita reconstruirse de verdad y no estamos para pruebas piloto, para ver de que trata, estamos para construir en serio y rápido en un país
donde la situación social esta agarrada con alfileres”, finalizó diciendo el ministro.

MARIO CAFIERO DEFINIÓ LOS
PRINCIPALES DESAFÍOS DEL SECTOR

El flamante presidente del INAES, se expresó acerca de cuáles cree que son los principales desafíos del sector: «Podría convertirse en el tercer motor de la economía nacional. Un motor es el Estado, otro motor es el privado, pero el sector de la economía social, que hoy representa alrededor del 10 por ciento del producto bruto, puede nacer porque para crecer no necesita que vengan capitales de afuera ni ganar la lotería. Necesita organizarse, trabajar más integralmente. El espíritu cooperativista y mutualista es hacia adentro, pero falta más hacia afuera».

Así, recordó ideas del Papa Francisco I cuando expresó que “la riqueza más grande del hombre no está en el capital, sino en el vínculo que tiene con los otros. Acá hay un vínculo que tenemos que fortalecer entre todos los actores de la economía social, que no son solamente las mutuales y las cooperativas».

Sobre el mismo tema, agregó: «Los trabajadores se organizaron también con las cooperativas, porque nosotros somos consumidores. Si generamos cooperativas de consumo, vamos a poder defender el salario que le conseguimos al patrón vía sindicato. Ahí surgen las dos corrientes de la economía social. Ahora tenemos que tratar de volver a juntarlas. Es posible vincularlas, complementarlas».

Cafiero se refirió, también, a la carta que el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, publicó ante la nueva gestión de gobierno: «Es clarísima. Hay que vincular al productor con el consumidor. Esa es tarea de la economía social. Por otra parte, vamos a ser muy exigentes en el tema fiscalización. Vamos a ser muy exigentes en que el organismo tiene que dar rápida respuesta a la inscripción de todo tipo de cooperativas y mutuales. No podemos demorar las entregas de matrículas. Vamos a ponerle toda la energía a la promoción y a la creación de mesas de la economía social en toda la geografía de la Argentina».

En lo que respecta a la lucha contra el hambre, Cafiero manifestó que «hay cosas que nos avergüenzan como argentinos. Hay cosas a las que les decimos nunca más. Nunca más al hambre. Hoy, el 14 por ciento de los chicos del conurbano ha tenido en el último año un episodio de vulnerabilidad alimentaria. Esto no puede ser, por eso tanto Alberto Fernández, como Daniel Arroyo, desde el Ministerio de Desarrollo Social, van a implementar el programa contra el hambre. Allí las cooperativas y mutuales tienen también que aportar esfuerzo, capacidad organizativa, sus tareas cotidianas pueden ayudar a resolverlo entre todos. Es un problema de los argentinos. ¿En qué país queremos vivir? ¿En qué país podemos vivir?», se preguntó el flamante presidente del INAES.

Cafiero, que es impulsor e la moneda PAR, se refirió al mercado social: «La economía social tiene que generar las instituciones, los mecanismos, para que esa exclusión tenga un canal de vinculación con el mercado social».

Explicó seguidamente que “no es el mercado tradicional, ese mercado duro que si no entrás te excluye, que es de los grandes, que son grandes jugadores y los chicos tienden a desaparecer o siempre pierden. El mercado social es un mercado con valores, con precio justo, donde no hay asimetrías. Y si las hay, las achicamos, porque no perseguimos el fin de ganancia. Queremos generar condiciones de vínculo y responsabilidad social. Por eso nos llamamos economía social».

EL PRESUPUESTO PARA EL SECTOR
DE LA ECONOMÍA SOCIAL

«El último presupuesto presentado redujo a cero el aporte del Estado al INAES. Esa es la importancia que el gabinete de Macri le daba a la economía social«, denunció Mario Cafiero, pero dejó en claro que el doctor Marcelo Collomb trató de defender ese presupuesto. «Nos alienta que Alberto Fernández haya dicho que el cooperativismo es parte de su programa de gobierno», concluyó Mario Cafiero.

Quedan aún por confirmarse oficialmente los tres directores designados por el Estado. Desde el sector de la economía social, deberán definir si los tres directores actuales serán confirmados en sus funciones o si se propondrán tres nuevos representantes del sector.