El mutualismo argentino se encuentra en estado de alerta, por la posible quita de las exenciones tributarias

La Federación Santafesina de Entidades Mutualistas Brigadier López realizó en la ciudad de Santa Fe una reunión ampliada, a la cual asistió el presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), licenciado Alejandro Russo,  para transmitir la preocupación del movimiento mutualista por la modificación de la ley del Impuesto a las Ganancias. De la misma, también participaron los vicepresidentes de la CAM y presidentes de las federaciones de  Rosario y Santa Fe, Víctor Rossetti y Narciso Carrizo.

“De llevarse a cabo la quita de la exención en dicho impuesto, tal cual lo plantea el artículo 23 del proyecto de ley de reforma impositiva, presentado en la cámara de diputados de la Nación la semana pasada,  esos fondos de asistencia a los asociados que administran las mutuales, con impacto directo en las comunidades, pasarían a la Nación”, así lo manifestó Russo, ante la presencia de más de un centenar de dirigentes reunidos de la ciudad de Santa Fe.

La reunión fue convocada al advertirse que las mutuales perderían la exención en la prestación del servicio de ayuda económica y seguro. La dirigencia puso gran atención en las consecuencias que traería aparejada la modificación de esta ley, según el proyecto presentado por el Poder Ejecutivo en el Congreso de la Nación.

“SI SE APRUEBA ESTE PROYECTO DE LEY, SE PERDERAN LOS RECURSOS
QUE POSIBILITARON EL DESARROLLO DE PUEBLOS DEL INTERIOR”

Hasta el momento este servicio se encuentra exento del pago de dicho impuesto, debido a la naturaleza jurídica de estas entidades, establecidas en la Ley 20.321 de Mutualidades. Por otra parte, las mutuales asisten a sus asociados con múltiples servicios, los cuales muchas veces son deficitarios y se encuentran sustentados por el que se pretende gravar. La no distribución de excedentes, no sólo las define como entidades sin fines de lucro, sino que les da razones para que no sean alcanzadas por este impuesto.

No se puede ver al Servicio de Ayuda Económica Mutual como una prestación aislada, atento a que el excedente de dicho servicio se transfiere para cubrir el déficit de los otros servicios, como la salud, el turismo, la recreación, el deporte, la cultura, la capacitación, entre otros.

“A la hora de promulgar la Ley Nacional de Mutualidades, el espíritu del legislador fue muy claro cuando las consideraba como organizaciones inviables para cumplir con el objeto social, si a éstas se las gravaba con algún tributo”, aseveró Russo. 

En la reunión fue declarado el estado de alerta permanente, advirtiendo que de concretarse esta modificación, se perderán muchos de los recursos que han servido para el desarrollo de muchas localidades del interior, inclusive donde el Estado no está presente, algo que los legisladores de todos los partidos políticos deberán considerar.

Desde la presidencia de la CAM se hizo un repaso de todas las acciones realizadas hasta el momento y de las siguientes, comprometiendo al sector presente a generar espacios de debate y concientización, sobre las implicancias de esta situación, con intendentes, legisladores provinciales y nacionales.