Mutual de Camioneros: el INAES la inspecciona por existir fundadas sospechas de lavado de dinero

El Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) puso en marcha una inspección especial en la Asociación Mutual de Camioneros “15 de Diciembre”, en razòn de que existen fundadas sospecha de que en esta entidad se realizaron maniobras de lavado de dinero.

El organismo nacional de control detectó operaciones que despertaron una alerta durante los controles de rutina sobre los libros de la entidad que manejan los Moyano. En razón de ello, se decidió remitir el caso a la Unidad de Prevención de Lavado de Activos (UPLA) para una inspección especializada en este tipo de delitos.

La Mutual de Camioneros tiene un gran potencial económico y un amplio volumen de operaciones. “Se está en plena inspección”, señalaron las fuentes oficiales. Como no podía ser de otra manera, cerca de Hugo Moyano argumentaron que la medida es parte de “un fuerte hostigamiento”. “Pusimos todo a disposición, hubo que llevarlo en camiones”, ironizaron, y resaltaron que “la mutual realiza un fuerte trabajo social”.

La Mutual de Camioneros ofrece servicios de médico a domicilio, óptica, odontología, asesoría jurídica y turismo. Pero también es dueña de una millonaria caja en inmuebles, automotores, cuentas bancarias e inversiones financieras.

Un contraste fuerte con la obra social del gremio que, en 2016, tuvo pérdidas por $ 636 millones y sus deudas rozaron los $ 2000 millones. La diputada de Cambiemos, Graciela Ocaña, denunció que Moyano desvía fondos de la salud de los trabajadores a empresas de su esposa.

El panorama en la mutual es distinto. Conducida por Pablo Moyano, las memorias contables muestran un crecimiento exponencial año a año. En 2010 exhibía activos por $ 167 millones, un número que escaló a $ 320 millones en 2012 y a $ 620 millones el año pasado. La recaudación alcanzó los $ 234 millones en 2017.

La mutual es dueña de un camping en Necochea, con 43 cabañas, y otros dos establecimientos en Garín y en Florencio Varela. También maneja hoteles en Monte Hermoso y en las sierras de Córdoba.

De acuerdo a los balances, sin embargo, existen otras inversiones millonarias: la mutual adquirió las instalaciones de 5000 metros cuadrados de la exfábrica Magnasco, tiene una inversión de $ 3,5 millones en un “emprendimiento de Brasil”, maneja un plazo fijo por $ 200 millones y bonos públicos por $ 102 millones.

Uno de los ingresos más abultados es el rubro de “contribuciones y colaboraciones”. Esto fue lo que expuso la relación económica entre Moyano y el dueño de OCA, Patricio Farcuh: en 2014, la empresa postal donó $ 2,2 millones a la mutual 15 de Diciembre.

En enero, otra operación que expuso los nexos con Farcuh fue la del hotel Reviens, de Pinamar, cuyos dueños eran el sindicato y la Mutual de Camioneros. El 14 de enero de 2014 el hotel fue comprado por Beldora Argentina en $ 60,8 millones.

Once meses después, Grupo Damasco, vinculado a Farcuh, compró el establecimiento por $ 77,6 millones y remitió dos cheques por $ 14 millones a Camioneros para saldar la deuda de Beldora. “Se transfirieron cuando me usurparon la compañía”, se había desligado Farcuh. Esta operatoria fue denunciada por la Procelac en el fuero penal económico y no habría tenido avances.

Los números de la mutual brindan otro dato llamativo: en 2013 la “participación societaria en Hotel Pinamar” ascendía solo a $ 1.180.000. Hubo otro bien que cambió de manos: en 2015 la mutual vendió el hotel de Villa Carlos Paz. “Se aprobó la oferta del Sindicato de Choferes de Camiones, una entidad hermana”, dijeron en los balances.