“En un mundo de concentración extrema, construimos una economía más humanitaria”, afirmó Nora Landart


“En un mundo de concentración extrema, construimos una economía más humanitaria”, afirmó la licenciada Nora Landart, Coordinadora Territorial de la Comisión de Equidad de Género de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM). La dirigente añadió que “es necesario trabajar por la igualdad y contra todas las formas de injusticia”. Formuló estos conceptos en el transcurso de un ciclo de charlas que organiza FEDESAM.

En esta oportunidad, la charla se desarrolló sobre el tema “Perspectivas de Género en Contexto de Pandemia Covid-19”. “Tengo el privilegio de expresar a un montón de compañeras que hacen trabajo territorial y que tienen la consigna de trabajar por la igualdad y la lucha contra todas las formas de injusticia”, puntualizó Landart, quien mencionó a todas y cada una de las referentes que representan a sus localidades en los 17 territorios en los que las Comisiones de Equidad de Género de CAM están presentes.

“EL MOMENTO QUE ESTAMOS VIVIENDO HA PERMITIDO
VISIBILIZAR LAS ESTRUCTURAS DE DESIGUALDAD”

Al referirse a su trayectoria, Landart se presentó como militante feminista desde muy joven. También madre, trabajadora social, docente y oriunda de la ciudad de Villa María, Córdoba, donde tuvo la oportunidad de ser concejal. Además participa de la Federación de Mutuales de Córdoba (FEMUCOR), en representación del Grupo Gesta.

“El momento que estamos viviendo — expresó en otro pasaje de su charla — ha permitido visibilizar estas estructuras de desigualdad, no solo entre los que más y menos tienen, sino también entre hombres y mujeres. Nosotras pudimos visualizar esto y pudimos llevarlo adelante porque hubo una decisión de dar participación. Estamos demostrando que somos capaces de dar esta discusión diversa, plural”.

Al recorrer la variedad de actividades que las mujeres mutualistas asumieron a partir de la crisis sanitaria, para prevenir la enfermedad y situaciones de violencia; promover acciones solidarias y acompañar a los adultos mayores, Landart se detuvo en la sobrecarga de la jornada laboral femenina a partir del aumento de tareas vinculadas al cuidado.

“Ayer veíamos esto que se denomina Economía del Cuidado y que debe entrar en agenda. Desde 2015 ya hablábamos de este tema: la triple jornada laboral. Cuidamos hijos, nietos, padres. Somos cuidadoras multifunciones. En este contexto de pandemia la economía del cuidado ha aflorado con toda nitidez”, explicó.

“LA CUESTIÓN LABORAL Y LA RECONVERSIÓN TECNOLÓGICA
SON TEMAS SOBRE LOS CUALES HABRÁ QUE OCUPARSE”

En otros órdenes, la dirigente se refirió a la posibilidad que hubo en Argentina de “priorizar la vida como valor supremo”, aunque reconoció que “la cuestión laboral es un tema del que habrá que ocuparse, priorizando siempre la vida. En un futuro, la reconversión tecnológica de las entidades también será un tema a atender”.

Al referirse a aspectos vinculados a la política, Landart pidió tener memoria, al referirse al daño que causan los gobiernos neoliberales cuando llegan al poder. Así mismo valoró la posibilidad de que el sector participe hoy en el Instituto Nacional de Asociativismo (INAES). En ese sentido reconoció la importancia de tener un estado fuerte “con capacidad de regular y que nos garantice esa porción que nos toca como Economía Social y Solidaria”.

En materia de construcción política, la dirigente recalcó la importancia de “no hacer concesiones en las cuestiones que tienen que ver con el respeto, la dignidad humana y la defensa de los derechos”.

“Como reflexión — añadió — quiero decirles que mostremos lo que hacemos. Somos expertas en gestión y la solidaridad es nuestra práctica cotidiana. Demos el ejemplo, seamos coherentes y dispongámosnos con todas nuestras fuerzas de trabajo, creatividad, fuerza intelectual y con la potencia que cada una tenga para sacar Argentina adelante y solidarizarnos con todas las personas que lo necesiten”.

La licenciada Landart concluyó expresando: “Hoy el objetivo prioritario es superar este proceso y seguir haciendo de este tiempo un lugar más justo para vivir. Las mujeres mutualistas de la CEG lo hicimos siempre. En un mundo de concentración extrema construimos una Economía más humanitaria, solidaria y justa”.