El movimiento mutualista puso en marcha una nueva herramienta financiera: la tarjeta de crédito mutual

El movimiento mutualista, luego de un prolongado proceso de análisis, le ha dado forma a una tarjeta de crédito mutual, que constituye una nueva herramienta financiera y que podrá ser utilizada por los asociados de las entidades de la economía social.

La iniciativa se cristalizó como consecuencia de una serie de reuniones que mantuvieron cinco entidades de segundo grado, como lo son la Federación Santafesina de Entidades Mutualistas Brigadier López, la Federación de Mutuales de Rosario, la Federación Provincial de Mutualidades de Córdoba, la Federación IAEM y la Federación de Mutuales de las Fuerzas Armadas (FEMFASE).

El hecho concreto es que, en el marco de un acuerdo de integración económica entre las entidades involucradas, se ha creado un sistema de tarjeta de crédito y de tarjeta prepaga para que puedan utilizar los asociados, a través de un convenio con VISA.

La gran ventaja es, según se explicó, que además de los comercios nacionales e internacionales relacionados, que los asociados que tengan sus cuentas de ahorro en las entidades mutuales van a poder precargar a través de esa cuenta de ahorro en la tarjeta, y hacer los distintos retiros en la red de cajeros automáticos de todo el país y en el exterior.

“De esta forma — añadieron los resposables de esta iniciativa — solucionamos el manejo de ese activo en las mutuales que prestan servicio de ayuda económica bajo las normas de la AFIP. Y así también le damos soluciones a muchas entidades que no tienen tarjetas de crédito en la actualidad. Cada una de las federaciones ha tenido su asamblea y han aprobado el convenio que conforma esta unión. El INAES tiene la última palabra”.

Al ser consultados acerca de cuando estará funcionando esta nueva tarjeta, respondieron que “seguramente será este año, para fines de setiembre o comienzos de octubre”.

Se indicó que para que las mutuales puedan acceder a este servicio, tienen que contar con la aprobaciòn de su reglamento y suscribir el acuerdo con su Federación.

“Es interesante — señaló un vocero del grupo — porque esta posibilidad viene a paliar el problema que tienen muchas mutuales del interior, donde no pueden disponer de efectivo. Ahora el asociado podrá operar en cualquier cajero. Luego, cualquier otra federación que desee participar, se puede ir adhiriendo cuando esté aceitado el sistema”.

Este emprendimiento se ha cristalizado en función de la relación que existe entre estas cinco federaciones, ya que todas ellas son entidades que prestan servicios de ayuda económica en Argentina. Se trata de federaciones que aglutinan casi el 90% de los servicios de ayuda económica de todo el país.