“Mantenemos una sintonía de trabajo con el INAES y con CAM”, expresó Rubén Pili, presidente de OAM


El presidente de la Obra Asistencial Mutual para Agentes Municipales (OAM), doctor Rubén Pili (foto), definió los objetivos que persigue la entidad para el corriente año y confió que “hay mejores expectativas hacia el futuro, ya que se empezarán a ver los frutos del esfuerzo tras el impacto negativo de los últimos años”.

Luego de sortear numerosos obstáculos debido a la compleja situación económica del país, OAM, que tiene su sede en Mar del Plata, renovó sus desafíos para el corriente año. Con más de sesenta años de existencia, la entidad se prepara para iniciar una etapa de curva ascendente con la mirada puesta en fortalecer la cobertura de salud, profundizar sus proyectos y ampliar los servicios.

Al respecto, el presidente de la entidad, doctor Rubén Pili, definió los objetivos y expresó su confianza en el sentido de que “hay mejores expectativas hacia el futuro” y aseguró que “se empezarán a ver los frutos del esfuerzo tras el impacto negativo de los últimos años”. Luego de superar las situaciones generales y particulares que se sucedieron en torno a las prestaciones de salud y la inflación en los últimos años, la mutual avizora un futuro mejor, con estabilidad y crecimiento.

“Nos preparamos con nuevos desafíos. De cara a un nuevo ciclo de gestión que empezaremos, estamos en condiciones de decir que este año veremos los resultados del trabajo que hemos hecho para consolidarnos y poder brindar más servicios. El equipo de trabajo está con muchas ganas y renovados proyectos, brindando su máximo esfuerzo para el crecimiento de la mutual”, señaló Pili.

“Venimos de un período complejo donde OAM no fue ajena a los avatares del país con situaciones que afectaron profundamente. Se juntó la deuda municipal, la suba de medicamentos, el reajuste de valores de prestaciones médicas y la caída del poder adquisitivo con sus respectivos aportes salariales. Se conjugó todo y se generó una crisis complicada”, puntualizó el dirigente.

Prosiguió expresando que “con un gran trabajo y el fundamental apoyo de los asociados, pudimos sortear los problemas. Y ahora estamos mirando hacia adelante con entusiasmo. Buscamos el equilibrio ya con la deuda municipal cancelada y los valores de prestaciones en aparente estabilidad. Este marco nos permite tener un mejor panorama”.

No obstante, Rubén Pili manifestó que no será tarea fácil. “No es una recuperación de un día para el otro. Si bien necesitamos meses para absorber el impacto negativo de estos años, tenemos la confianza de que empezaremos a ver los frutos del esfuerzo. Siempre pensando en nuestros asociados, vamos a restablecer prestaciones y agregar nuevos servicios”.

Recientemente, la mutual cerró una nueva temporada de la colonia de vacaciones propia con decenas de chicos. A su vez, se efectuó la apertura del ciclo lectivo y OAM comienza un nuevo año del Instituto Educativo Yumbel en todos sus niveles: maternal, infantes, inicial, primario, secundario y terciario. Son alrededor de ochocientos alumnos que se forman con bases mutualistas, en los dos edificios destinados completamente al servicio educativo en las sedes en Balcarce 3282 y 11 de Septiembre 3860.

Justamente, el año pasado la mutual recibió por primera vez desde su fundación en 1959, un subsidio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que fue destinado a Yumbel. “Mantenemos una sintonía de trabajo junto al INAES, hoy con su presidente Mario Cafiero, y la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), que preside Alejandro Russo. Estamos con proyectos conjuntos para el desarrollo de OAM”, finalizó Rubén Pili