La visibilidad del movimiento mutualista, más que avanzar, está registrando alarmantes retrocesos

Escribe ROBERTO MOLINA

Tal como lo señala el título de este artículo, la visibilidad del mutualismo, más que avanzar, registra notables retrocesos. Parece que en la mayoría del cuadro dirigencial del sector no hay predisposición para lograr que la actividad que desarrollan estas entidades llegue a oidos, no solo de los asociados, sino de toda la sociedad.

A pesar de que desde el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y desde la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) se insiste permanentemente en la necesidad de hacer visibles a las entidades de la economía social, la mayoría de los dirigentes evidencian una sordera total.

Nadie mejor que un periodista que está constantemente siguiendo la información del sector, puede efectuar esta afirmación. Los dirigentes no informan sobre las actividades que desarrollan las entidades que conducen, sean de primer grado o de grado superior. Por ejemplo, hay federaciones de las cuales no se conoce absolutamente nada acerca de la actividad que cumplen.

El periodista se entera, a través de un comentario casual, que una entidad de segundo grado realizó una reunión para tratar un tema importante. La búsqueda de información lo lleva a la página web de esa federación. Y alli se encuentra con que no solo no está esa información, sino que ese portal institucional está totalmente desactualizado.

La gran mayoría de las páginas web de las mutuales y de federaciones (son muchas las que no tiene presencia en Internet) están totalmente desprovistas de información actualizada. Tienen alguna referencia institucional, pero no son actualizadas, ni aún cuando esa entidad registra un acontecimiento importante. Evidentemente, se olvidan de que tienen una página web…

Esto sucede con un gran número de entidades, sea una mutual o una federación. No hay preocupación por informar a los asociados y mucho menos a la comunidad, para así hacerse visibles. Concretamente, nadie apuesta por la visibilidad. Da la sensación de que la mayoría de los dirigentes juega en contra de ella.

Por supuesto, hay excepciones. Pero son muy pocas las que informan con cierta rigurosidad. Por ejemplo, vale la pena mencionarlas, la CAM, FEMUCOR y la Federación Brigadier López, están realizando una positiva tarea informativa a través de sus páginas web y sus sitios en las redes sociales. Pero solamente estas tres entidades no le pueden dar visibilidad al mutualismo argentino.

Cada entidad debe aportar lo suyo, en materia informativa, para que la visibilidad se convierta en en un hecho concreto. Pero todo parece indicar que esto es una cuestión que resulta muy difícil de entender a un gran número de dirigentes. La conclusión final es que la visibilidad es un argumento verbal, muy útil para los discursos, pero muy distante de la realidad…