La eliminación del cuestionado artículo 85, es actualmente el máximo objetivo del mutualismo argentino

Escribe ROBERTO MOLINA

El movimiento mutualista argentino está nuevamente en pie de guerra, al repetirse este año la embestida del gobierno nacional en su intento de imponer a las entidades de la economía social el impuesto a las Ganancias, desconociendo una vez más su naturaleza jurídica, sus principios y sus valores.

La desesperada voracidad fiscal del gobierno lo lleva a repetir el frustrado intento del año pasado de gravar a las mutuales y cooperativas. En 2017, los diputados de todas las bancadas, incluyendo los del partido gobernante, rechazaron los recordados artículos 23 y 24 del proyecto de Reforma Tributaria, con el cual se pretendió imponer el impuesto a las Ganancias a las entidades de la economía social.

Pero todo parece indicar que este gobierno no aprende de sus errores, aunque algunos de sus miembros reconozcan que modifican las cosas que hacen mal. No han tomado nota que el intento ensayado el año pasado no les dio resultado positivo. Este año, con el proyecto de Presupuesto 2019 enviado recientemente al Congreso, vuelven a caer en el mismo error que cometieron en 2017.

Y frente a la reiteración de la situación producida el año pasado, es oportuno preguntarse: ¿Por qué insiste el gobierno con su actitud de gravar a las entidades de la economía social? Lo cierto, lo concreto, es que el Poder Ejecutivo sospecha que muchas actividades desarrolladas bajo las figuras de cooperativas y mutuales, esconden en realidad un lucro.

Este es el motivo por el cual desde el oficialismo se insiste en imponer el impuesto a las Ganancias a estas entidades. Y esto es, justamente, lo que hay que revertir. En tanto y en cuanto desde el gobierno se mantenga esa mirada con respecto al rol que cumplen las instituciones del movimiento solidario, seguramente van a continuar presionando para gravarlas en el momento en que les resulte posible.

El trabajo actual de la dirigencia del mutualismo y del cooperativismo se enfoca centralmente en la Cámara de Diputados de la Nación. Volver a hablar este año con más de 70 legisladores es una tarea ímproba, que demanda mucho tiempo. Pero la situación lo requiere. Y el resultado exitoso logrado el año pasado, seguramente se va a repetir este año.

Pero el paso siguiente, una vez superada esta situación, es trabajar sobre el gobierno, puntualmente sobre los más altos funcionarios de Hacienda, para que modifiquen esa mirada negativa que tienen sobre las entidades de la economía social. Este es el gran desafío.

EL TEXTO COMPLETO DEL POLÉMICO ARTÍCULO 85

ARTÍCULO 85 — Incorpóranse, con efecto para los ejercicios fiscales que se inicien a partir del 1º de enero de 2019, como párrafos a continuación del inciso z) del Artículo 20 de la Ley de Impuesto a las Ganancias (t.o. 1997) y sus modificaciones, los siguientes:

“La exención prevista en los incisos d) y g) no será aplicable a los resultados provenientes de actividades de ahorro, de crédito y/o financieras o de seguros y/o de reaseguros, cualquiera sea la modalidad en que se desarrollen –excepto los correspondientes a las ART-MUTUAL y a aquellas mutuales que actúen como cajas de previsión social para sus asociados–. En tales supuestos, no resultará de aplicación lo previsto en el Artículo 29 de la Ley Nº 20.321 para las entidades mutualistas.

“Las sociedades cooperativas podrán computar como pago a cuenta la contribución especial establecida en el Artículo 6º de la Ley Nº 23.427 y sus modificatorias. Si del cómputo previsto surgiere un excedente no absorbido, éste no generará saldo a favor del contribuyente en este impuesto, ni será susceptible de devolución o compensación alguna”.