La CAM y la Universidad de Tres de Febrero firmaron un importante acuerdo para expandir la educación

Docentes y egresados de la Diplomatura en Economía Social y Clubes de la Universidad Nacional de Tres de Febrero se reunieron para debatir sobre la actualidad de esas entidades y celebrar la firma de un convenio con la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) que permitirá llevar el curso a distintos puntos del país.

Al hacer uso de la palabra en el acto, el licenciado Alejandro Russo destacó la enorme contribución de los clubes a la economía solidaria, sobre todo en el contexto de 2017 y 2018, cuando se buscaba gravar a las entidades sin fines de lucro con el impuesto a las ganancias.

“En ese momento teníamos que demostrar cuánto le aportaba el mutualismo y el cooperativismo de crédito a la comunidad, y la cifra mayor era la de los clubes de pueblo”, graficó. Además, Russo se refirió al peso del sector en general, indicando que 28 millones de argentinos reciben servicios de las mutuales y las cooperativas y que ellas generan empleo directo para 300 mil personas.

“Ahora los dirigentes del interior vamos a poder capacitarnos, legitimar ese conocimiento y esa praxis en una diplomatura; por eso estamos convencidos de que va ser exitosa y la vamos a difundir en todas las mutuales del país”, apuntó.

Los clubes deportivos cumplen un papel protagónico en el entramado de la economía social y, pese a los embates de las multinacionales para apropiárselos, se mantienen como espacios de resistencia al poder del capital y como difusores de valores solidarios. Estas fueron las conclusiones a las que llegaron docentes y egresados de la Diplomatura en Economía Social y Clubes de la UNTREF,

“Es importante que sigamos divulgando esto con la intención de capacitar a la dirigencia y al asociado”, agregó Bragulat, quien agradeció a Alejandro Russo, presidente de la CAM, por el convenio suscripto. En la actividad, Alejandro Russo estuvo secundado por Carlos Esquivel y César Malato, ambos integrantes de la Junta Directiva de CAM.

“Entre todas las entidades que uno ha investigado, me parece que son los clubes aquellas donde el trabajo voluntario es más profundo y donde el peso de la historia y de los símbolos es más importante”, evaluó por su parte Jorge Bragulat, director de la diplomatura y del Centro de Estudios de la Economía Social (CEES) de la Universidad.

En su intervención, Bragulat señaló que esos rasgos “deben ser aprovechados socialmente”, pero que es indispensable entender que “las organizaciones democráticas, donde cada asociado tiene un voto, no son incompatibles con el criterio de eficiencia”. Además, el director del CEES expresó que las universidades tienen mucho por aportar en ese sentido.