Hoy se sabrá si el gobierno destruye a mutuales y cooperativas o si los diputados deciden salvarlas…

En la Cámara de Diputados de la Nación hoy se definirá el destino de las mutuales y cooperativas. Hoy se sabrá si el gobierno decide dispararles un balazo en el corazón o si los legisladores han tomado conciencia de la función social que cumplen estas entidades de la economía social y deciden salvarlas.

Queda claro que el gobierno de Mauricio Macri no ha tenido en cuenta la naturaleza jurídica de las mutuales y las cooperativas, ni mucho menos el rol que desempeñan en el interior profundo del país, donde estas instituciones solidarias reemplazan al Estado, brindando servicios en aquellos lugares donde el Estado está ausente.

Si hoy finalmente la Cámara de Diputados de la Nación trata sobre tablas el proyecto de reforma tributaria motorizado por el Poder Ejecutivo Nacional y el mismo es aprobado, será un día doloroso para las entidades de la economía social. Será un día que quedará marcado en la historia, porque nunca — ni siquiera en los peores momentos del país — un presidente ha embestido tan violentamente contra las mutuales y las cooperativas del país, en función de un propósito netamente recaudatorio.

Será un dia negro en la historia del mutualismo y del cooperativismo, que en su conjunto nuclean a casi 15 millones de personas en todo el territorio argentino. Se trata de una acción gubernamental que destruye la tradición de estas entidades y las pone en igualdad de condiciones que las empresas lucrativas.

Lo que el gobierno nacional se propone recaudar con esta medida que afecta a las mutuales y cooperativas, no mueve el amperímetro en los números globales de la economía argentina. Mauricio Macri, que utilizó a estas entidades durante sus campañas electorales, ahora les asesta el golpe mortal que producirá repercusiones en el interior del país.

Ojalá que los diputados nacionales tengan una visión más amplia sobre la importancia y el rol que cumplen estas entidades, que la que tiene el propio presidente de la Nación. La gran mayoría de ellos son del interior del país y conocen en profundidad el accionar de estas entidades y la trascendencia que tienen en los lugares alejados de los grandes centros urbanos.

Concretamente, el destino de las mutuales y las cooperativas de la República Argentina hoy está en sus manos.