El gobernador Lifschitz se reunió con mutualistas e informó sobre su postura negativa sobre el Artículo 85

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se reunió con miembros del Consejo Provincial de Asociativismo y Economía Social, con quienes evaluó la propuesta del Gobierno Nacional de incorporar en el proyecto de Presupuesto 2019 un artículo a través del cual algunas cooperativas y mutuales estarían alcanzadas por el Impuesto a las Ganancias.

“El año pasado tuvimos una reunión parecida aquí por el mismo tema, lamentablemente recurrente, de tratar de incorporar en el presupuesto una cláusula que elimine las exenciones, que históricamente han tenido las mutuales y cooperativas, en relación al Impuesto a las Ganancias”, señaló el gobernador.

“Los gobernadores fuimos convocados por el Gobierno Nacional, en principio, para discutir la reducción de subsidios al transporte, a la energía eléctrica y el impacto que iba a tener sobre las provincias, y analizar algunas cuestiones vinculadas a los recursos de las provincias. Pero luego, en lo que se planteo como un segundo consenso fiscal, se incorporaron algunas cláusulas, entre otras, esta que se refiere al artículo 85 del Presupuesto, en relación a las cooperativas y mutuales, pretendiendo que los gobernadores avaláramos con nuestra firma, entre otras cosas, este artículo”, explicó Lifschitz.

“Desde las primeras reuniones plantemos nuestra absoluta negativa de incorporar este artículo”, afirmó Lifschitz y explicó que “más allá de que los gobernadores no tenemos competencia para legislar, implicaba un aval político y un condicionamiento a la Legislatura que termináramos acompañando ese texto”.

“Así que por este motivo, y algunos otros que tienen que ver con el movimiento general de la economía, de la actividad económica y el funcionamiento de la administración provincial, nosotros todavía no hemos firmado ese consenso y somos una de las pocas provincias que no lo ha hecho”.

“Nos pareció inadecuado, a menos de un año, que los mismos actores fuéramos a modificar aquello que habíamos establecido como bases para el consenso fiscal, que genera desconfianza en los actores de la economía y que no era una buena medida que el propio Gobierno Nacional promoviera una modificación de ese acuerdo”.