FAMSA elaboró un interesante informe relacionado con las Evaluaciones de Tecnologías Sanitarias

La Federación Argentina de Mutuales de Salud (FAMSA) realizó un breve informe acerca de las Evaluaciones de Tecnología Sanitaria (ETS), sus avances e impacto en la coyuntura actual. También analizó la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías en Salud.
 
En las últimas décadas el sistema sanitario nacional e internacional se vio afectado, entre otras cosas, por el fuerte incremento de los gastos sanatoriales, la existencia de una gran variabilidad de prácticas clínicas de manera inexplicables y la incertidumbre acerca de los resultados finales y globales de la utilización de muchas tecnologías médicas en el cuidado de la salud.

Esto, además de los riesgos financieros que acarrea a los sistemas de salud — públicos o privados –, trae aparejado otros dos inconvenientes: por un lado, el conflicto que genera  una sobre o sub utilización de recursos que pueden poner en riesgo la salud de un individuo y, al mismo tiempo, aumentar la inequidad ya existente en el acceso a la salud al encarecerse las prestaciones, provocando que sólo puedan acceder quienes tengan los medios económicos.

La coincidencia de estos tres factores, motivó que los diferentes actores que operan en un sistema sanitario reclamasen una mayor y mejor información sobre el nivel de eficacia real de las tecnologías sanitarias, así como también conocer sobre su impacto económico y social, para poder decidir más racionalmente.

Como respuesta surge la Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS) como una herramienta cada vez más utilizada en el acceso al conocimiento necesario para la toma de decisiones y en la formulación de políticas sanitarias. Estas ETS son utilizadas en muchos países desarrollados, pudiendo mencionar el trabajo que realiza The Nacional Institute for Health and Care Excellence (NICE).

Sus investigaciones están dirigidas a estimar el valor y contribución relativos de cada tecnología sanitaria a la mejora de la salud individual y colectiva, teniendo además en cuenta su impacto económico y social, contribuyendo al incremento de la calidad, equidad y eficiencia.

Es por esto, que desde la FAMSA se ha visto con beneplácito y expectativa positiva, cuando el Ministro de Salud de la Nación, Dr. Jorge Lemus, informó acerca de la iniciativa de crear la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías en Salud (ANETES), estableciéndose como uno de los principales ejes del Plan Nacional de Salud.

La entidad federativa comparte la necesidad de determinar la oportunidad, modo de incorporación y uso apropiado de la amplia gama de prestaciones que se determine para el beneficio de la salud de la población, y en la expectativa de lograr un equilibrio entre los recursos reales existentes, los derechos individuales dentro de un marco del derecho colectivo de una sociedad, y finalmente, los costos y acceso a las nuevas tecnologías.

Todo ello debiera contribuir para lograr un sistema más eficiente,  con menos conflictos y mayor transparencia, con equidad en el acceso, sostenibilidad institucional y especialmente, mejor calidad de vida para la gente.

Desde la Federación Argentina de Mutuales de Salud se expresó que “preocupados por la situación económica-financiera de nuestras entidades en particular, y visualizando un riesgo en la sustentabilidad  del sistema en general,  acompañamos y apoyamos esta iniciativa, como también nos ofrecemos a colaborar en su implementación”.

FAMSA concluye señalando que “del mismo modo, también instamos al debate de nuestros representantes en el Congreso de la Nación Argentina, para que analicen con profundidad y responsabilidad la creación de este instrumento a través de una ley, ya que consideramos que la verdadera legitimidad para normar en un derecho elemental de nuestra población, como lo es el acceso a la salud, el Poder Legislativo es el ámbito institucional que debiera crearlo”.