El Encuentro Internacional sobre Perspectiva de Género, convocó a expertos y profesionales

El Encuentro Internacional de Mutualismo y ESS con Perspectiva de Género 2019, llevado a cabo en la ciudad de Buenos Aires, convocó a un sinnúmero de expertos y profesionales de excelencia que expusieron sus visiones en los “livings” temáticos, los mismos ejes que después fueron trabajados grupalmente en seis  mesas de debate a través del formato “world café”.

La socióloga Dora Barrancos fue la invitada especial que hizo uso de la palabra, después de la ceremonia de apertura de las deliberaciones. Acompañada por la licenciada Nora Landart, de la Comisión de Equidad de Género de CAM, fue una de las presentaciones más aplaudidas del evento. La dirigente cordobesa, actual vicepresidente de FEMUCOR, presentó a la investigadora, socióloga, historiadora y feminista argentina Dora Barrancos, para luego reseñar brevemente el trayecto de las Mujeres Mutualistas Argentinas, donde por primera vez se les dio un espacio en el Congreso Argentino de Mutualismo 2014, celebrado en la ciudad de Buenos Aires.

“En aquel momento tomamos la decisión de asumir la dimensión política de nuestra acción y dijimos casi sin conocernos: vamos a orientar nuestro trabajo a denunciar todas las injusticias, en particular las que se plantean referidas a la mujer y nuestra actividad”, señaló Landart. Luego aclaró: “Nos propusimos en  2014 generar encuentros, teníamos que encontrarnos, poder compartir nuestras trayectorias, nuestras reflexiones”.

Así se dio el Primer Encuentro Anual de Mujeres en Córdoba, en 2015; el segundo en Santa Fe, en 2016 y el tercero al año siguiente, en La Pampa. “Éramos el doble de las que fuimos a Córdoba, habíamos iniciado todo un trabajo de visibilización de nuestro sector”, acotó.

Finalmente, Nora Landart puso especial énfasis al señalar que “este es nuestro camino hasta acá. Hoy celebramos que el cupo sea ley, pero las mujeres mutualistas argentinas y de la economía social y solidaria, reivindicamos la paridad como una cuestión de justicia, no de privilegios. Nos permitimos desafiar las lógicas que prevalecen en lo económico, en lo social, en lo político, en lo cultural, y este es un día absolutamente caro para nosotras”.

SOLIDARIDAD ACTIVA

Al hacer uso de la palabra, la socióloga Dora Barrancos, de extensa y fructífera carrera en la ciencia social argentina y referente en el campo intelectual sobre feminismo y género, fue rotunda al hacer un repaso de la mujer por la historia.

“Toda la inspiración mutualista y cooperativa tuvo muchísimas mujeres, cuya historia hay que hacer todavía… Ellas han ejercido de hecho, una obstinada fórmula de mutualismo. Si vemos todas las fotos históricas, importantes y públicas de este país, se verá un amplísimo cuadro cerrado y ostensible de varones, pero hay que verlas detrás del paño. Quiero insistir en que necesitamos una historia del mutualismo detrás del telón, ejercido por mujeres de la solidaridad activa”, remarcó.

En otro tramo de su alocución, Barrancos puntualizó que frente a las crisis sociales, las mujeres “salen de sus pequeñas guaridas en las casas para ocuparlo todo. Actualmente hay otra visibilididad y se advierte una especie de suspensión de los estereotipos de género”.

Seguidamente, puntualizó que “en momentos de máxima agudización de conflictos, las mujeres están en el ágora, ahí se las ve. Siempre he dicho que para medir la profundidad de una crisis social, vean cómo están varones y mujeres. Si no hay mucha mujer en la calle, la crisis puede ser leve, pero cuando hay mujerío en la calle, al frente de las plazas, de los acampes, de las rutas, o hay absoluta eximición de los derechos, aparecen las mujeres. Fijense las estampas que hay hoy en Bolivia y Chile”.

PERSPECTIVA DE GÉNERO

Hacia el final, al referirse puntualmente a la perspectiva de género, Dora Barrancos se congratuló que la convocatoria a este Encuentro, se hiciera “bajo el signo de los nuevos tiempos, ya que la perspectiva de género viene para quedarse más allá de los detractores de la ideología de género”.

Así concluyó: “Ojalá prenda la idea de que para ser felices hay que tener dignidad. Y para tener dignidad hay que ser absolutamente equivalentes, absolutamente equitativas las posibilidades en la actividad económica, en la vida social y en la vida política. Sin justicia de género, no habrá justicia social”.