Directivos de la CAM participaron de la VIII Asamblea General de la AIM, realizada en Tallin, Estonia

La Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) participó activamente en las deliberaciones de la VIII Asamblea General de la Asociación Internacional de la Mutualidad (AIM), que se llevó a cabo en Tallin, Estonia, entre el 20 y 22 de junio.  De esta manera, la CAM consolida su proyecto estratégico de vínculos internacionales.

La delegación argentina estuvo encabezada por el titular de la entidad de tercer grado, licenciado Alejandro Russo, y la integraron Narciso Carrizo, Héctor Acosta y José María Garriga.

Los debates cubrieron una amplia variedad de temas tales como: La dimensión internacional de la economía social; Acceso a productos farmacéuticos para mutuas africanas; La relación entre mutuas y el Estado; La medición y mejora de la calidad de la asistencia sanitaria; Acceso sostenible a la asistencia sanitaria; El sistema sanitario estonio, la eSalud y gobierno electrónico. 

En la primera jornada, se realizó una reunión conjunta de los Comités Regionales. El alemán Christian Zahn, presidente de AIM, dio la bienvenida a los participantes. Entre otras cosas destacó y agradeció por la organización de la visita del Presidium a la Argentina en la persona de Alejandro Russo, titular de CAM, y su comitiva.

Además, afirmó que la experiencia fue positiva y que permitió un fortalecimiento de las relaciones. Zahn también se refirió a la importancia de la economía social en el mundo y especialmente frente a las situaciones de crisis que vive la humanidad.

Destacó que las empresas de economía social y, más concretamente, las mutuas comparten un sentido de una finalidad en el plano local. Se comprometen a garantizar no solo el acceso a la asistencia sanitaria, sino también la educación, una vivienda digna, etc. Cubren todos los aspectos necesarios para el desarrollo humano.

La vicepresidenta de AIM, la colombiana Elisa Torrenegra, subrayó el papel de las mutuas en la lucha contra la pobreza desde una perspectiva multidimensional. Puso de relieve la intervención de las mutuas en todas las causas de desigualdad entre las personas.

A continuación, cedió la palabra al licenciado Alejandro Russo, presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades, que ahondó en ese papel y destacó las especificidades de las mutuas, que constituyen su fuerza cuando se trata de proteger a los más vulnerables, como, por ejemplo: la diversidad de servicios que ofrecen; la universalidad de dichos servicios centrados en las personas y que no hacen distinción alguna por religión, raza, edad o sexo, o su responsabilidad para cubrir riesgos excluidos por el Estado.

El encuentro fue rico en ideas y propuestas. Posteriormente, sesionaron las  Comisiones de América Latina, de África y de Medio Oriente en forma separadas, con temarios específicos y en el caso de América Latina se trabajó sobre el tema relación Estado y Mutuales.

Los debates cubrieron una amplia variedad de temas tales como: La dimensión internacional de la economía social; Acceso a productos farmacéuticos para mutuas africanas; La relación entre mutuas y el Estado; La medición y mejora de la calidad de la asistencia sanitaria; Acceso sostenible a la asistencia sanitaria; El sistema sanitario estonio, la eSalud y gobierno electrónico.

Abdelaziz Alaoui, vicepresidente para África y Oriente Medio, encomió el modelo de desarrollo alternativo que representan las mutuas, más próximo a los marginados y a los grupos más vulnerables. Destacó el papel decisivo que podrían desempeñar ayudando a conseguir una cobertura sanitaria universal en los países africanos, algunos de los cuales ya confían en las mutuas para prestar asistencia sanitaria a determinados sectores de la población.

Las actividades de las mutuas van mucho más allá que el simple reembolso de servicios sanitarios, ya que gestionan sus propios centros de atención, una alternativa necesaria para los proveedores de servicios de salud con fines lucrativos y, por ende, un elemento esencial para el desarrollo a nivel local.

Patrick Klein, oficial de Políticas para la Economía Social en la Comisión Europea (CE), presentó las actividades en las que la CE participa en materia de economía social. Estas actividades se centran en el intercambio de buenas prácticas con terceros países y la creación de los programas correspondientes, como promover la economía social y las empresas sociales en el desarrollo de políticas y ODS o en foros internacionales, así como la mejora de las relaciones con organizaciones financieras internacionales y la comunidad de donantes, por ejemplo.

Klein se mostró convencido del papel de las mutuas. Anunció la presentación de un estudio de la OCDE centrado en la economía social en países seleccionados (India, Brasil, Canadá, Corea del Sur, etc.) y que tiene por objeto fomentar la capacidad de estos países para que puedan promover el desarrollo de la economía social.

Los estudios deberían traducirse en una orientación internacional. Invitó a la AIM a estar más cerca de la OCDE en este proyecto con el fin de compartir las mejores prácticas de sus miembros y mostrar el papel fundamental que las mutuas pueden desempeñar en la economía social.

Asimismo, invitó a la AIM a presentar una colaboración o un acuerdo marco con la Comisión Europea, así como a los miembros de la AIM a ponerse en contacto con la delegación de la UE en el país para defender el apoyo de las mutuas en el desarrollo económico.

Por último, se invitó a los participantes al foro sobre economía social que tendrá lugar en Bilbao, en octubre, y que versará sobre «Economía social y ciudades: valores y competitividad para un desarrollo inclusivo y sostenible a nivel local».