“Defendemos los regímenes de exención impositiva del mutualismo, que cada tanto se intentan modificar”, dijo el gobernador Lifschitz

“En Santa Fe, defendemos los regímenes de exención impositiva del mutualismo y del cooperativismo que están vigentes en Argentina y que cada tanto se intentan modificar, como ocurrió a fines del año anterior, pero que afortunadamente ese objetivo no se logró”, manifestó el gobernador Miguel Lifschitz, al hacer uso de la palabra en el acto inaugural de la presentación del Reporte de Sostenibilidad Económico, Social y Ambiental, elaborado por la Federación Santafesina de Entidades Mutualistas Brigadier General Estanislao López.

El mandatario provincial manifestó otros conceptos de claro apoyo a las entidades de la economía social, al señalar que “las mutuales no tienen como objetivo el lucro, sino que tienen el objetivo del bien común, de la solidaridad, de prestar servicios a la comunidad, y por lo tanto no pueden ser tratadas de la misma forma que una empresa lucrativa”.

En otro pasaje de su alocución, Lifschitz puntualizó que “la presencia del mutualismo y del cooperativismo no está dada para siempre, ya que hay que asumir permanentemente una actitud de defensa frente a políticas que muchas veces vienen a conspirar contra el espíritu solidario de estas instituciones de la economía social o vienen a combatirlas porque muestran la posibilidad de otro modelo de economía”.

“Paradójicamente — añadió a continuación –, en paises muy desarrollados, como Estados Unidos, Francia, Alemania y otras naciones de Europa, tienen movimientos mutuales y cooperativos muy importantes, que ocupan una porción significativa en la actividad económica. Por eso es importante que nosotros pongamos en valor a las entidades de la economía social, porque son la punta de lanza de una nueva forma de mirar la economía”.

El gobernador santafesino puntualizó luego que “el movimiento mutual y el cooperativismo tienen mucho futuro. Quizás la economía de las próximas décadas, la economía del mundo, sea una economía de la cooperación y de la solidaridad, porque con ella podremos salvar a millones de compatriotas que hoy están por debajo del límite de la pobreza y que no van a encontrar formas de integrarse a la economía real si no es a través de la figura de la economía social”.

En el cierre de sus conceptos, el ingeniero Lifschitz les expresó a los 600 mutualistas presentes: “La tarea que ustedes desarrollan cotidianamente en sus comunidades es de enorme trascendencia y merece tener el acompañamiento y el apoyo del estado en todo su nivel, porque frente a los grandes grupos económicos la economía social necesita indispensablemente una alianza estratégica con el estado”.