Canastas Solidarias: Un proyecto de CAM para ayudar a familias a enfrentar la actual crisis económica

Desde la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM), a través de la Comisión de Consumo, se está trabajando activamente en un proyecto denominado “Canastas Solidarias”, a través del cual se apunta a ayudar a afrontar la crisis económica a aquellas familias que más lo necesitan.

El proyecto, que invita a cada entidad a adaptarlo según las lógicas locales, propone ofrecer a los asociados de las mutuales que lo necesiten, una canasta con 9 productos no perecederos de primera necesidad a $350. Los productos incluidos son polenta, arroz, harina de trigo, tomate triturado, lentejas, azúcar, fideos, yerba y aceite. 

Según César Malato, coordinador de la Comisión de Consumo de CAM, la propuesta está dirigida en un principio a los asociados y asociadas de mutuales, pero a nivel local cada federación y cada mutual le ha ido dando la forma más adecuada a su realidad.

“Las mutuales van abriendo juego a otras organizaciones como cooperativas, gremios o movimientos sociales y eso para nosotros es motivo de orgullo, porque creemos que es lo que tenemos que hacer: movilizar las fuerzas sociales para generarnos ámbitos y mecanismos de solidaridad para que la población pueda sobrellevar esta crisis”, expresó.

En el caso de la Federación Santafesina de Entidades Mutualistas General Brigadier López, por ejemplo, se formó una comisión que convocó y realizó la difusión y una de sus mutuales trabaja la logística, la recepción de pedidos, el acopio y armado de las canastas.

“La idea es hacer compras programadas con fecha de cierre y fecha de entrega. Los proveedores se contactan por sugerencia de las federaciones, desde la Comisión de Consumo y las compras se realizan a través de la Federación Cooperativas Entidades Solidarias de Ayuda Mutua (FEDESAM). Las federaciones y/o mutuales, llevan adelante la logística”, explicó Malato.

En el origen del proyecto está el espíritu solidario que motoriza el trabajo mutual y el reconocimiento del rol protagónico que corresponde a las entidades a nivel local, especialmente en momentos de crisis.

“Hay diversos factores económicos impactando de lleno en los precios de la canasta básica de alimentos, lo que genera una situación muy difícil para las familias, sobretodo las más humildes de los sectores trabajadores empobrecidos. Creemos que desde nuestro origen como organizaciones solidarias, tenemos que tomar cartas en el asunto y proceder con acciones concretas, no discursos”, observó Malato.

“Al mismo tiempo — añade — el proyecto permite la posibilidad de integrar organizaciones a partir de ejes de trabajo relacionados a la solidaridad, a la ayuda y colaboración para mejorar las condiciones de vida de los asociados.

El proyecto ya es un compromiso para las federaciones mutuales nucleadas en CAM que se encuentran en Córdoba, San Juan, Formosa, Chaco, Corrientes, Mendoza, Santa Fe, Córdoba, La Rioja, Bahia Blanca y Ciudad de Buenos Aires, entre otras, que se encuentran realizando tareas para llevarlo adelante en cada una de sus provincias.