Un artículo de actualidad del dirigente Juan Sagardía, presidente de las Asociación Mutual Jerárquicos Salud

El presidente de la Asociación Mutual del Personal Jerárquico de Bancos Oficiales, Juan Sagardía (foto), escribió un artículo de actualidad, titulado “Políticas de Futuro”,  en el cual aborda aspectos de la realidad nacional en el contexto de la pandemia de Coronavirus. El siguiente es el texto completo del mencionado artículo.

“La verdad es que a esta altura de los acontecimientos y de la crisis, el Coronavirus nos hace ver algunas cosas oscuras y no tenemos definido cuál debe ser la organización política que administre el futuro de las comunidades nacionales o, más claramente, de nuestra comunidad nacional.

“Hace muchos años hablamos y discutimos sobre políticas de estado de izquierda (política estatista) o de derecha (política del liberalismo) o conservador (política de centro).

“En nuestra Argentina tenemos más o menos cuatro expresiones políticas, como el peronismo que son multifacéticos, son estatistas, liberales, anti liberales, en fin son lo que son; los radicales, todavía deben definir si son socialistas o semi liberales, tienen indefiniciones; los socialistas, no tienen definido si son estatistas, semi liberales o del centro; los movimientos de izquierda, son estatístas, no saben lo que es ser de izquierda, el patrón de la izquierda supuestamente es Rusia; Cuba en la actualidad nada que ver.

“Los discursos, son exponenciales, se hacen tantas promesas, no existen más las plataformas políticas que otrora supieron ser ley; ahora todo lo maneja la imagen televisiva y ahí todos somos lindos y bien puestos.

“Como siempre me gusta decir, es bueno criticar pero hay que saber proponer y lógicamente lo voy a hacer. Estamos escuchando desde el mundo que el coronavirus nos iguala: desde el más poderoso financiero, al más disminuido, somos iguales y esto es lo que nos trae el signo de pregunta.

“Los empresarios poderosos manejan con sus inversiones el mundo de los países como la Argentina y lo hacen por teléfono; no son candidatos de un partido político, son patrones y tienen sus peones, que pueden ser presidentes o ministros; de hecho, no importa de qué gobierno ni de qué partido o frente político, todos en los últimos treinta años han quedado marcados por el sello indeleble del financista inversor, que compra barato para luego sacar un importante reditúo y el más importante es el de influir en las determinaciones políticas y económicas.

“Cuando terminó la segunda guerra del mundo, los países ganadores y hasta los abatidos, conformaron una asociación de estados donde quedó claro que no se hacía más invasión a ningún territorio con tanques, ejércitos, ahora la invasión se va a hacer a base de dólares y luego aparecen los privados, importantes financistas que terminan teniendo una influencia con los administradores de Estados sin determinar pertenencia política; ellos negocian con todos su negocios, es el financiero y los políticos de turno sin personalidad ni definiciones concretas, aceptan los condicionamientos para poder permanecer.

“Nuestra democracia en su organización constitucional es débil, le damos la suma del poder a una sola persona, que ni siquiera le hacemos un análisis psicológico para saber si está mentalmente en condiciones de ejercer su responsabilidad constitucional. En cualquier empresa, cuando se toma un empleado se le hace estudios de la salud y dentro de ello el psicoanálisis, a los políticos no se les hace.

“Bien, en nuestro país existimos las Entidades de la Economía Social, que somos las mutuales y cooperativas. ¿Qué tienen estas entidades de destacar? No hay un dueño, como ocurre en las empresas privadas donde el capital y la utilidad que logre son de su propiedad.

“Las mutuales y las cooperativas son entidades sociales en las que son obligatorias la participación y la rendición de cuentas. Las cooperativas en nuestro país deberían tomar la forma que tienen en España donde no tienen empleados, todos son accionistas, inclusive para ingresar a trabajar deben comprar acciones, o sea poner dinero; qué diferente con nuestras cooperativas. Se logra de esta manera que nadie es dueño y todos son dueños. Inclusive no los rigen las leyes laborales y, en consecuencia, no hay gremio que regula la actividad.

“Estas entidades cumplen con el espíritu que se está dando de que todos somos responsables para cubrirnos del Covid 19 y si tenemos tanto espíritu en defensa de nuestras vidas, bien podemos pensar en organizaciones laborales que trascienden a la política, para que podamos lograr organizaciones con mentalidad de unidad para la comunidad y disminuir el personalismo y el egocentrismo.

“Si utilizáramos esta circunstancia para favorecer la constitución de cooperativas y mutuales, llegaríamos en algún momento a ser una importante parte de la economía nacional, y de igualdad y de mejor distribución de la riqueza.

“Esto no es desmerecer a los empresarios, pero desde el gobierno se los viene fustigándo; cuando hay elecciones piden que se dé trabajo y luego los transforman en los malos de la película y ahora en los salvadores del Estado actual con impuestos a la riqueza.

“Los abochornan haciéndolos culpables de haber logrado una situación económica y financiera, pagando como corresponde los impuestos establecidos. Los que trabajan en negro hacen y manejan utilidades y no pagan Impuestos.

“De las personas que tienen una función en el Estado por haber llegado por los votos y otros cumpliendo las funciones inherentes de funcionarios ¿cuántos de ellos pagan impuestos y a cuántas personas le dan trabajo con sus emprendimientos particulares?.

“Algún día deberán rendir cuentas al pueblo. Las mutuales y las cooperativas son señeras en nuestra Patria, si profundizamos su realidad para que sean más vigentes y actuales donde se sumen los nuevos empresarios con estas características en varios años por delante aprenderemos a hacer política de conjunto, sin diferencias ideológicas, que las ideologías ya fueron.

“Hoy, la política de futuro es el sistema y formato de las mutuales y cooperativas, donde se hace democracia y tienen un valor que es rendir cuentas y saben administrar los bienes de terceros.

“Futuro político igual a mutuales y cooperativas”.