AIM sigue enfrascada en mutuales de salud y postergó el sueño de representar a entidades de todo el universo


Numerosos dirigentes mutualistas consultados por PRENSA MUTUAL han expresado su decepción con la Asociación Internacional de la Mutualidad (AIM), organización que originariamente nuclea a mutuales prestadoras de servicios de salud, pero que anunció hace un tiempo su decisión de representar al mutualismo mundial de todas las ramas.

Esa decepción tiene que ver con el hecho de que los directivos de AIM habían anunciado una apertura institucional, para asumir la representación no solamente de las mutuales de salud, sino también de las prestadoras de otros servicios. Se pensó en ese momento que, contando con la estructura que la AIM ya dispone, sería más fácil comenzar a incorporar entidades de la economía social de otros sectores ajenos a la salud.

Actualmente los datos de la realidad indican que lo que antes señalaron los directivos de esta entidad de tercer grado, ha quedado como un simple anuncio y nada más que eso. Los hechos concretos no demuestran avance alguno.

Pero transcurrido ya un largo tiempo, debe interpretarse hoy que el anuncio de la AIM fue formulado frente a la aparición de otra organización de tercer grado en el mutualismo internacional, cuyo objetivo es, también, nuclear en su seno a todas las mutuales del mundo.

Lo cierto es que la Organización Mundial del Mutualismo (OMM) ya se encuentra en pleno funcionamiento y está incorporando entidades de distintos países. Esta nueva entidad se ha instalado en Ginebra, Suiza, y efectuó en julio último su presentación oficial en la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Y mientras todo esto acontece, la AIM no sale de lo suyo. Continúa encerrada en su rol de representar exclusivamente a las mutuales de salud de todo el mundo. Y no da muestras de avanzar en su intento de extender su representatividad a las entidades prestadoras de otros servicios.

“Debemos mostrar unidad y hablar con una sola voz”, dijo alguna vez Christian Zahn (foto), presidente de AIM.  Pero solo fueron palabras, que se las llevó el viento…

Y esto queda reflejado en sus boletines informativos mensuales, donde todo lo que allí aparece está directamente relacionado con las mutuales de salud. No se publica allí otra cosa que no sean temas sanitarios, que al parecer exceden la función de las mutuales de ese sector.

Mientras tanto, la OMM está creciendo sin prisa pero sin pausa, a expensas de la AIM que no se decide a avanzar en esa dirección.