La justicia investiga la estafa de la Mutual de Altos del Chipión, que superaría los tres millones de dólares

 


La sede de la Asociación Mutual de Altos del Chipión, de la provincia de Córdoba, fue allanada por la justicia que investiga denuncias por estafas, por sumas que podrían superar los tres millones de dólares. Hay quienes creen que esa cifra sería aún mayor.  El operativo fue instruido por la Fiscalía a cargo del doctor Bernardo Alberione.

Intervino también la Dirección de Investigación Operativa (DIO). El responsable de estas irregularidades es el gerente, Lucas Priotti, quien desapareció de la localidad y es buscado por la policía. Fue despedido por la entidad y denunciado penalmente.

Se estima que el fraude rondaría en los tres millones de dólares y alcanzaría a unos 500 particulares y productores agropecuarios damnificados, en su mayoría vecinos de Altos de Chipión, aunque también habría varios afectados de pueblos y ciudades cercanas, como Morteros, San Francisco, Porteña y Freyre entre otros.

Según se supo, desaparecieron de la mutual de calle Mariano Moreno 428 los ahorros que varios de sus asociados, entre ellos muchos productores agropecuarios, tenían depositados allí. La causa, que instruye la Fiscalía de Morteros, aún no tiene detenidos ni imputados.

Como consecuencia de la investigación, ya despidieron al gerente de la entidad, Lucas Priotti. Los vecinos de Altos de Chipión, una pequeña localidad cordobesa de poco más de dos mil habitantes, están conmocionados por lo que, de probarse, sería uno de los máximos fraudes en la historia local. La causa, que se inició recientemente en la Fiscalía de Morteros, aún no tiene detenidos ni imputados.

En un comunicado reciente emitido por la institución, reconocieron que en los últimos tiempos, y a través del gerente de la entidad, se les solicitó a distintos asociados que depositaran sus ahorros en la mutual, ofreciéndoles atractivas tasas de interés.

Según consta en el comunicado, el gerente habría reconocido la situación. Los directivos de la entidad explicaron que lo que hizo Priotti fue anular las operaciones que los asociados realizaban, evitando que ingresaran al sistema, para quedarse con esos fondos en beneficio propio.

Según varios de los damnificados, Priotti desapareció del pueblo junto con su familia. Aseguran que hace varios días no está en el lugar. Son muchos los que creen que estaría en la ciudad de Córdoba y que pronto se pondría a disposición de la Justicia.

Más allá de Priotti, algunos particulares preparan denuncias contra todas las autoridades de la mutual. Los testimonios recogidos coinciden en que no habría sido posible concretar semejante estafa (según se presume) sin la complicidad de otras personas. Más allá de la investigación penal, desde hace unos días se realiza puertas adentro de la entidad una auditoría contable que aún no fue concluida. Eso podría echar algo de luz ante tanta incertidumbre.

Consultado por este medio, el presidente de la mutual, Fabio González, evitó dar explicaciones y se limitó a decir que la decisión es hacerlo sólo a través de comunicados de prensa. Otro miembro de la comisión dijo no contar con información.

Según se conoció, todo comenzó la semana pasada cuando al menos dos productores de la zona fueron a retirar su dinero a la mutual y, aparentemente, no se lo quisieron entregar. Eso ocasionó que muchísimos asociados se acercaran a la entidad a buscar sus ahorros. Todos se encontraron con la novedad de que el dinero no estaba.

Uno de los damnificados, que al igual que los demás testimonios pidió reserva de su nombre, contó que además de los ahorros millonarios que tenía en la entidad se dio con que le habían otorgado un crédito por nueve millones de pesos a su nombre que jamás gestionó.

“Me engañaron haciéndome creer que firmaba algo que no era. Abusaron de mi confianza. También figuro como garantía de otras personas”, se lamentó uno de los ahorristas, que junto a otros damnificados prepara una denuncia contra todas las autoridades de la mutual. “La entidad hizo la denuncia sólo contra Priotti, pero nosotros sospechamos que hay más personas involucradas”, señaló.

En otro caso similar a este, una persona se enteró que le habían otorgado un crédito de más de 10 millones de pesos, que tampoco gestionó, según asegura ahora. El damnificado contó que le hicieron firmar un papel diciéndole que se trataba de la renovación de un convenio, cuando en rigor estaba solicitando un crédito millonario. Se trata de un préstamo que, supuestamente, debería empezar a pagar dentro de unos meses.

Contó que no trató con el gerente, sino con otros empleados de la entidad. Una mujer dijo que se quedaron con cuatro mil dólares que puso en un plazo fijo. “Los saqué del banco antes de la elección presidencial por miedo a un corralito y los puse en la mutual”, contó.

Desde la mutual están entregando números a los presuntos damnificados, los que serán atendidos de a 15 o 20 por día para ir respondiendo a sus consultas. Ya se habrían entregado cerca de 500 números. “En un pueblo tan chico, estafadores y estafados están conectados de una u otra manera. Esto nos parte al medio”, se lamentó un vecino del lugar.

El supuesto fraude alcanzaría también a jubilados que tenían allí pequeños ahorros. Entre los damnificados, según las propias víctimas, hay alumnos de una escuela que tenían pago un viaje de estudio, y hasta la iglesia local.