Desde la CAM se trabaja activamente para concretar el objetivo de crear la Universidad de la Economía Social

Desde la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM) se continúa trabajando activamente en un proyecto educativo de gran trascendencia, como lo es el objetivo de avanzar hacia la creación de la Universidad de la Economía Social. No es un objetivo que recién comienza, sino que se viene planificando desde hace largo tiempo, en un trabajo conjunto con el sector del cooperativismo.

Este trascendente objetivo apunta a que el próximo año esta casa de altos estudios ya pueda estar en funcionamiento. La formación estará orientada por los valores y principios que orientan el accionar del sector solidario.

“Atentos a que el mutualismo presta servicio a más de 7 millones de personas en la argentina y el cooperativismo a más de 16 millones de personas es que consideramos fundamental la educación y la capacitación para los asociados de nuestras organizaciones”, explicó Alejandro Russo, presidente de la Confederación Argentina de Mutualidades (CAM).

Las instituciones del sector se propusieron la constitución de una Universidad de la Economía Social Solidaria, capaz de contemplar una oferta educativa para formar profesionales tanto en el campo de las carreras tradicionales como en las no tradicionales.

“El objetivo de esto es ofrecer formación de calidad a los asociados, pero basada en los principios y valores del mutualismo y el cooperativismo. La Economía Social y Solidaria (ESS) vino para quedarse, no solo en Argentina sino en el mundo y necesitamos formar profesionales con esa visión” aseveró Russo.

Quienes no se encuentren asociados a una organización mutual o cooperativa y quieran formarse en este ámbito podrán hacerlo también, pagando una cuota diferenciada. Sin embargo, al asociarse el costo será menor. “De esa manera estimulamos también el asociativismo”, afirmó Russo quien celebró el impacto positivo que este proyecto tendrá en el sector asociativo: “Estamos convencidos de que este es un salto cualitativo, que va a aportar mejor calidad de vida a los asociados y nos va a proporcionar una visibilidad que es sumamente importante para ambos sectores”.

Un equipo técnico de amplia experiencia y trayectoria, del que participan ex rectores de universidades públicas y privadas, elaboró los programas de estudio. Recientemente fue ingresada la documentación correspondiente a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), que evaluará la propuesta formativa.

“Tanto el Ministerio de Educación de la Nación y la CONEAU han visto con mucho agrado y beneplácito que la Economía Social y Solidaria piense en estos espacios de alta formación”, afirmó Russo. Con el visto bueno del organismo de Evaluación y Acreditación, se hará pública la oferta.

Hace tres años que CAM trabaja en la capacitación gratuita de más de 7000 personas. El salto cualitativo hacia la profesionalización, redunda, de acuerdo con Russo, en la mejora de lo servicios:

“El sector mutual y cooperativo quiere profundizar el perfeccionamiento y la profesionalización de cada una de sus áreas para ser cada día más eficaz y eficiente. Un servicio que no llega eficaz y eficientemente a manos de la sociedad es un servicio que llega tarde, entonces lo que tenemos que hacer es perfeccionar ese proceso. La universidad tiene que trabajar codo a codo con el sector. La expertise del sector debe verse volcada en el plano académico y viceversa. Es fundamental. Por eso se pondrá el acento en el modelo propuesto por la ESS y sus valores”.

La universidad tendrá una oferta de carreras tradicionales y no tradicionales, con diferentes niveles de grado. Conforme vaya creciendo el proyecto, se ofrecerá también formación de posgrado.